Sitio de citas para los ricos

El sitio pionero en Brasil, la experiencia de los grupos multinacionales weebly y . chat para encontrar hombres millonarios. Home >chat citas >citas x chat >chat para encontrar hombres millonarios. citas singles madrid; sitios de citas seguros. Encuentra las mejores Frases Celebres de la historia en weebly Grandes Frases Celebres sobre Mujeres ... He el sitio de citas mas ricos dijo Sí y que su una tarjeta programada para el dinero se retira al azar sin ser notado y también se puede utilizar para compras en línea libres de cualquier tipo. Esto fue impactante y yo todavía tenía mis dudas. Entonces me di una oportunidad y pedí la tarjeta y de acuerdo con sus términos y condiciones. Ricos y Bellas es el único sitio de citas dedicado unicamente a gente de habla hispana en cualquier país del mundo que desen encontrar una pareja que sea compatible con ellos no sólo en cuanto a idioma y cultura sino también en cuanto a Exito, Ambición y Deseo. Para encontrar a un hombre y puede cumplir a estos chicos ricos por asistir o ser voluntario para trabajar en Al igual que cualquier otro sitio de citas. Hubo una poca en la que pensbamos que bamos a encontrar o ms bien de las citas a que no entienden que la hiperactividad virtual de los chicos. El sitio Numero 1 de Venezuela para Citas, Encuentros y Noviazgo. Busca tu pareja ideal entre millones de solteros y solteras. Regístrate Gratis ya! hace 1 día - Ofrece un servicio similar a Tinder pero está orientado líder en citas para los ricos, exitosos, hermosos y atractivos solteros que aman las cosas de lujo”. descrita en su sitio como 'permitir a los especialistas en marketing. Otro sitio de citas con un largo formulario que requiere responder a variables tan especí­ficas como altura y raza, por supuesto, además de la cantidad de ingresos anuales o patrimonio. Estos últimos se permiten de baja medida si y solo si se es guapo, en todo caso, se garantizará la verificación de los perfiles. Ellos no tienen tiempo para conocer personas de las maneras tradicionales y no quieren la indiscreción de poner sus perfiles en sitios de citas. Eso sí, ingresar a una de estas agencias no es para cualquiera, si se considera que sólo para hacerse miembro hay que desembolsar libras unos mil pesos. DUBÁI Ciudad de Los Mas ricos del mundo y ... Sin embargo, los perfiles de los sugar daddies y sugar mommies - también existen mujeres en esta categoría pero representan un porcentaje el sitio de citas de hombre mas ricos respecto al total- disponen de un espacio en el que se incluye el 'presupuesto' que le pueden dar a su pareja. Otros sitios están dedicados a citas casuales. Ya sea que esté buscando esto o algo intermedio, existe el sitio de citas adecuado para usted. En cuanto a los métodos de acoplamiento, debe preguntarse si desea controlar su propia búsqueda o confiar en pruebas de compatibilidad probadas. Este sitio de citas internacionales es donde Charlie Sheen supuestamente conoció a una de sus novias. Es altamente valorado para la conexión de los millonarios entre sí y también tiene categorías para las celebridades y los no millonarios. Hay una lista de millonarios certificada pero se requiere membresía de oro para conectarse con alguien.

Enrico Dandolo (1107-1205)

2020.01.22 22:53 Wotanmu Enrico Dandolo (1107-1205)

Enrico Dandolo (1107-1205)
Proveniente de una importante familia de oligarcas venecianos, Enrico Dandolo fue elegido dux de Venecia en 1192, cargo que ocupó hasta su muerte en 1205.
Se trató de la máxima figura de la extinta República Serenísima de Venecia, la cual duró 1000 años (697-1797) y acuñó algunos nombres que pasarán a la posteridad por sus arrojos de heroísmo, gestión de crisis e inteligencia. El propio Dandolo era una figura muy respetada en vida, tanto por sus compatriotas como por los mandatarios extranjeros, quienes valoraban su sensatez, sabiduría y prudencia. Como detalle pintoresco, cabe destacar que Dandolo se fue quedando ciego a lo largo de su adultez, y prácticamente ya era ciego a la hora de ser elegido dux de Venecia, así que durante todo su mandato tuvo que convivir con esa discapacidad, lo cual generaba un raro clima de cara a sus aliados y a sus enemigos.
En el año 1201 se llamó a una IV Cruzada en Oriente Medio y se pidió formalmente la participación veneciana. El estado veneciano debía transportar a unos 35.000 hombres desde Venecia hasta Tierra Santa, servicio por el cual estaría trabajando todo un año hasta 1202 para construir y adaptar las galeras necesarias. El presupuesto pasado por Venecia a los príncipes cruzados constaba de un servicio de un año de acarreo a lo largo del Mediterráneo Oriental, más comida y suministros durante, más galeras de protección, además de los transportes y sus respectivas tripulaciones. El precio era altísimo, equivalente a los ingresos por impuestos de todo un año de Francia. Los cruzados aceptaron, y Venecia entonces puso todos sus recursos humanos y materiales a disposición de la IV Cruzada. De fracasar la empresa el estado veneciano -es decir las familias oligárquicas que lo componían- hubiera quedado literalmente en bancarrota.
Llegada a la fecha pautada Venecia tenía todo listo; no así los cruzados, quienes fueron llegando de a tandas desorganizadas y no alcanzaron a reunir ni los soldados ni el dinero necesario para pagarle a Venecia. A partir de entonces todo fue un juego de gestión de crisis, en donde el dux tuvo que negociar y renegociar cada detalle para que la empresa no se viniera abajo. Demás está decir que tener unos 20.000 soldados apostados en las inmediaciones de Venecia no ofrecía ninguna garantía de seguridad nacional, en caso de que se cancelara la cruzada y hubiera tenido que explicarle a esos hombres que habían dejado su vida en pos de una aventura que los haría ricos y redimiera sus almas que debían sencillamente volver a casa. Venecia era una de las ciudades más ricas del mundo, y hubiese sido carne de cañón para un ejército de hombres hambrientos e indignados.
Se llegó a un acuerdo que dignificara los intereses venecianos: condonando una parte de la deuda, los cruzados aceptaban ser comandados por el propio Dandolo hacia un cúmulo de ciudades cristianas de los Balcanes a las cuales Venecia cada tanto tenía que someter para que volvieran a ser parte de su órbita. Es decir, la Cruzada, en lugar de ir a por el enemigo musulmán, iniciaba su viaje atacando reinos y ciudades cristianas. El Papa estaba indignado y amenazaba continuamente con la excomunión de los cruzados (líderes y soldados) y de los venecianos. Dandolo y los líderes cruzados no vieron más remedio que seguir adelante; de lo contrario la situación se hubiera descontrolado y todos ellos hubiesen quedado en la ruina y empalados. El propio Dandolo supo utilizar inteligentemente su imagen, la de un hombre nonagenario y ciego, para dar un brillante discurso en la plaza de San Marcos, en donde anunciaba que él, un anciano decrépito y discapacitado, se unía a la guerra por Cristo. Los cruzados y los venecianos, coléricos, lo aplaudieron y echaron a llorar ante tal acto de entrega humana.
Comenzó el viaje, y entre tanto se atacaban ciudades (todas cristianas), se las saqueaba (para remunerar a los soldados) y se entrecruzaban mensajes con el Papa, el tiempo avanzaba y corría riesgo de terminarse el año de transporte acordado. Además los cruzados seguían sin pagarle en efectivo a los venecianos, con lo cual no habría dinero para proseguir la expedición. Es entonces cuando aparece un candidato al trono bizantino, el cual les explica a los cruzados que había sido depuesto por su tío, Alejo III, y que si los cruzados se ofrecían como ejército para impulsar su candidatura, él sería muy generoso retribuyéndolos una vez vistiera la púrpura. Dandolo, consciente de que Constantinopla era la llave al Mar Negro, negoció importantes concesiones a los comerciantes venecianos, como ser puertos y barrios comerciales enteros para ser puestos a disposición de Venecia. El trato se cerró, y el ejército cristiano volvió a ponerse en marcha para atacar otra ciudad cristiana... la más importante de todas en aquel entonces: Constantinopla.
El plan, según este candidato, era sencillo: presentarse frente a las murallas, por tierra y por mar, mostrar los músculos del impresionante ejército, y dejar que los partidarios del candidato lleven a cabo un golpe de palacio, de modo que éste pueda entrar sin violencia en la ciudad y coronarse sin derramar una gota de sangre. Y entonces el ejército cruzado podría proseguir su camino a Tierra Santa, ahora con renovados recursos.
El problema es que nada de esto ocurrió. No había ni un sólo noble dispuesto a apoyar al candidato bizantino, con lo cual la flota veneciana y el ejército de tierra quedaron varados en tierras que rodeaban Constantinopla, siendo poco a poco encerrados por el ejército que el emperador Alejo III comenzaba a reunir. Entonces la crisis pasó a un nuevo nivel: no había comida, dinero, los líderes cruzados estaban enfrentados, y para colmo su destino era el abismo. Si disolvían la cruzada y volvían a casa hubieran caído en la más mundana de las desgracias. Entonces Dandolo hizo una jugada diplomática de último momento, convocando a todos los líderes cruzados a parlamentar y explicarles su plan: no tenían más remedio que quedarse en Constantinopla y luchar... tomar la ciudad, poner por la fuerza al candidato imperial y presionarlo para que cumpla sus promesas una vez afiance su poder. Pues eso hicieron, y así comenzó el sitio a Constantinopla de 1203.
En un primer momento los bizantinos resistieron, y debido a la falta de recursos todo parecía indicar que los sitiadores se iban a morir de hambre antes que los sitiados. Los cruzados comenzaron a peinar los pueblos y ciudades del Bósforo, pero no era suficiente. Dandolo y los líderes cruzados llegaron a la conclusión de que necesitaban tomar por asalto a la ciudad, cueste lo que cueste, pues ésta no iba a rendirse por motus propio. El problema era que la ciudad era inexpulganable por tierra y por mar, ya que contaba con inmensas murallas que la cubrían desde todas partes. Sin embargo, las murallas marítimas eran ligeramente más bajas que las terrestres, y la flota veneciana tenía acorralada a la patética flota griega que a lo sumo podía defender una cadena que hacía que los barcos venecianos no descarguen máquinas de asedio directamente en las afueras de la ciudad. Los ingenieros venecianos diseñaron un sistema de puentes levadizos añadidos a las vergas de los veleros que sirvieran para que, desde los barcos, los hombres pudieran apostarse sobre las torres y las murallas y pelear cuerpo a cuerpo con los defensores, así como desde tierra se solían poner escaleras para trepar a los muros en los típicos asedios. El ataque, dirigido por los líderes cruzados por tierra y por Dandolo por mar, fue perpetrado simultáneamente. Por tierra los bizantinos resistieron, y por mar las galeras venecianas no alcanzaban a ser suficientes como para desequilibrar las murallas marinas y tomar al menos una torre.
En un momento drástico, cuando parecía que los defensores lograban con éxito expulsar a las galeras venecianas y sus escalas, cuando parecía que todo estaba perdido y que se auspiciaba la retirada, el viejo dux ciego de 96 años se posa sobre la proa del buque insignia de la armada veneciana, con la bandera de San Marcos ondeando al viento junto a él, armado hasta los dientes, y con una mano libre ordena al comandante del buque que se dirija hacia adelante, hacia las murallas. Al ver esta imagen, la de un anciano decrépito, ciego, arrojándose hacia adelante en una entrega apasionada, con la bandera roja y el león doraro y alado que sostiene el libro que cita <> ("La paz sea contigo Marcos, mi evangelista"), todos los comandantes venecianos ordenaron un ataque total sobre la muralla, lo cual desequilibró la defensa y abrumó a los bizantinos... y al poco tiempo, ese ataque colérico y frenético derivó en la toma de una parte de la muralla por parte de los venecianos, lo cual fue retenido con uñas y dientes por los atacantes, que más tarde pudieron iniciar un incendio devastador dentro de la ciudad, lo que generó el caos en la población y al poco tiempo ésta se amotinó contra su emperador, Alejo III, quien tuvo que huir de la ciudad y entregarla a los cruzados.
El candidato bizantino, ahora coronado Alejo IV se hizo con el control del desordenado país e intentó, como pudo, suplir las necesidades de los venecianos y de los cruzados. A los venecianos les concedió nada menos que el control de importantes puertos y barrios comerciales en todo el imperio. No obstante había hecho unas promesas demasiado exageradas, y por tanto imposibles de cumplir, de modo que poco a poco la situación volvió a descontrolarse, al punto en que el nuevo emperador fue tumbado por otro, autoproclamado Alejo V, el cual terminó poniéndose en pie de guerra con los cruzados para expulsarlos.
Dandolo, nuevamente, haciendo uso de sus espectaculares dotes de árbitro y consejero, les hizo ver a los cruzados que si se retiraban del Bósforo todo habría sido en vano, y que no les daban los recursos para continuar. Con lo cual, no quedaba más remedio que tomar por la fuerza lo que el (ex-)emperador Alejo IV les había prometido. Entonces se prepararon para un nuevo sitio, repitiendo sus tácticas, y teniendo éxito nuevamente. Ahora, derrotado Alejo V ya no había emperador con el cual negociar, de modo que los cruzados y los venecianos terminaron por adueñarse y conquistar el mismísimo Imperio Bizantino (entonces en occidente se conocía como Regnum Romaniae o Regnum Romanorum, es decir "Reino de Romania" o "Reino de los Romanos", respectivamente). Decidieron partirlo en cierto número de entidades políticas irrelevantes, lo que le facilitó el camino a una gran amenaza que la cristiandad, incluída Venecia, más adelante lamentaría profundamente: los turcos. El área circundante de Constantinopla pasó a llamarse Imperio Latino, entidad débil y frágil que duraría unos 60 años hasta que la nobleza greco-romana lograra reinstaurar el Imperio Romano de Oriente (hoy lo conocemos como Imperio Bizantino).
En esta partición, en tanto los líderes se disputaban regiones improductivas o como mucho agrícola-ganaderas, Venecia, bajo la sabia visión de Dandolo, pujó por lo que a nadie parecía interesarle, pero que era lo fundamental: los puertos, los barrios comerciales y la libertad de acceso al Mar Negro, la llave del comercio con los futuros dominios mongoles, que servían de ruta secundaria para comerciar con el Extremo Oriente.
Enrico Dandolo murió en 1205, apenas después del éxito del segundo sitio de Constantinopla (1204). De hecho, desplegando una vez más su gran energía vital se hallaba en plena campaña de ataque a los búlgaros, los cuales quisieron tardíamente llevarse un pedazo de pastel bizantino pero los cruzados no lo permitieron. Los cruzados y los venecianos se cobraron todos las pérdidas a costa de los territorios cristianos conquistados, y el populacho de soldados hizo lo propio con el saqueo de Constantinopla de 1204, el cual fue un verdadero descontrol y prácticamente no hubo cristiandad que valga.
La IV Cruzada, como tal, fue un completo fracaso en cuanto al objetivo fundamental que era el de atacar Tierra Santa y Egipto. El Islam salió fortalecido de esta guerra descontrolada entre cristianos, la cual fue una y otra vez improvisada sobre la marcha y tuvo como principal potencia beneficiada a Venecia. La serenísima república no había tenido la culpa de que la cruzada degenerara en un montón de agresiones, desencuentros y destrucción entre cristianos; simplemente se dedicó a gestionar una grave crisis, intentando caer parada lo mejor posible. Sin embargo, en adelante sería un lugar común el echarle la culpa a Venecia por todo lo sucedido, pues el trato despectivo hacia "los venecianos" y su "ruin ánimo de lucro" eran motivo constante de despotrique en las mentes piadosas de la cristiandad. A pesar de esto, a partir de entonces Venecia se expandiría por todo el Mediterráneo Oriental, conquistando islas importantes como Corfú, Creta, Negroponte y Chipre, inaugurando un sistema colonial que luego los imperios de ultramar occidentales terminarían copiando.
El cuerpo de Enrico Dandolo yace en la moderna Istanbul, en la catedral de Santa Sofía. Durante toda la historia veneciana fue venerado como un prócer nacional; lugar que por supuesto tenía más que merecido, y sirvió de inspiración para futuros sucesos en donde la pequeña Venecia se enfrentó a enemigos muy superiores en tamaño y recursos humanos, teniendo que sacar de su ingenio las respuestas a problemas inmensamente complejos.
Enrico Dandolo no sé si hoy estará en el recuerdo colectivo de la moderna Italia. Probablemente sí en la región de Véneto, en alguna medida... pero en su tiempo, así como el Mar, San Marcos, el dux Orseolo, el almirante Pisani, y otras figuras y conceptos, se convirtió en una pieza clave de la mitología veneciana. Prácticamente fue, desde entonces, la fuente de inspiración que le permitió a los venecianos apelar a los sentimientos más profundos de cara a las situaciones más difíciles que tuvieron que enfrentar.

Enrico Dandolo (por Domenico Tintoretto, ca. 1600).
Juramento de Enrico Dandolo ante los comandantes cruzados anunciando su participación como comandante en jefe de las fuerzas venecianas (Gustavo Doré, antes de 1883).
Bandera de San Marcos.
Tumba de Enrico Dandolo (catedral de Santa Sofía, Istanbul).
submitted by Wotanmu to u/Wotanmu [link] [comments]


2015.12.14 00:45 TCasas Un día para la historia de la política en España

Esta mañana hemos asistido a un acontecimiento histórico que marcará un antes y un después en la política de nuestro país. 12.000 personas hemos llenado de alegría y ganas de cambio de gobierno la Caja Mágica, Todos coincidimos en que habrá remontada y que sí se puede ganar estas elecciones del 20-D, aunque algunos medios de comunicación en España se nieguen a aceptarlo y sigan alimentando el viejo bipartidismo y un partido que, como bien nos ha aclarado Ada Colau, de nuevo tiene bien poco, pues sus argumentos y propuestas son en muchos puntos clavados al PP, como es Ciudadanos. Partido que, además, ha copiado la estrategia de Podemos, e incluso ha organizado un mitin electoral el mismo día y en la misma ciudad (Madrid), en Vistalegre, congregando a gente que acudió al recinto deportivo por la gratificación económica; todo lo contrario que los simpatizantes de Podemos que acudimos fieles a la cita porque nos salía del corazón e incluso vinimos algunos desde distintos puntos del país (Asturias, Valencia, Andalucía, Cataluña, etc) para apoyar al equipo de Podemos y a nuestro futuro empleado presidente Pablo Iglesias.
Hemos podido observar que hay mucha cordialidad y compañerismo entre los integrantes de Podemos, y que, además de ser excelentes políticos son muy buenas personas que defienden sus ideas, pero también sus sentimientos, lejos de la política rancia y con tintes insolidarios y nada sentimentales, desde luego, del PP de Mariano Rajoy, cuya única preocupación es que los ricos y corruptos se llenen los bolsillos de dinero, pues según ellos, si eso se produce por rutina, España va bien y se va mejorando en todo, aunque a los pobres les vaya muy mal.
Desde el inicio con la entrada triunfal y muy original de Pablo Iglesias acompañada de la banda sonora de Los Cazafantasmas o "Ghostbusters", ya vimos que el mitin iba a ser especial, nada que ver con los mítines aburridos y serios que dan en el Partido Popular y en la vieja política en general, donde obviamente el público se debe aburrir bastante. Pero con Pablo Iglesias la política se hace mucho más entretenida, su manera de contar las cosas, cómo defiende su postura, su sentido del humor y su ingenio logran que los espectadores nos quedemos enganchados desde el primer segundo y que sintamos tanto interés, si no más, que cuando vamos a ver a nuestro equipo favorito de fútbol. Y qué decir del resto del equipo de Podemos, que todos estuvieron genial, desde Tania Sánchez, una mujer brillante también, como todos sabemos, y que ha sido un honor escucharla esta mañana defender sus ideas de igualdad social y su orgullo de ser madrileña y hacer campaña en una tierra tan especial para ella como es Madrid; Irene Montero también estuvo espectacular dando un discurso que nos hizo a todos levantarnos de nuestros asientos y gritar varias veces; "¡Sí se puede!"; Íñigo Errejón demostró una vez más ser una mente privilegiada para la política y celebró el día de su cumpleaños dando cátedra de buena política y dejándonos a todos impresionados ante su talento para hablar en público y hacernos sentir muy identificados con todo lo que estaba contando, a veces de una manera exaltada y, sobre todo, muy entusiasta. Carolina Bescansa nos habló del mérito que tiene decirle a la gente que somos de Podemos y sentirnos orgullosos de ello, sabedora de la mala e inmerecida propaganda que quieren dar a nuestro partido los medios de comunicación de la derecha. Ada Colau se salió con su discurso, para mí fue la gran protagonista del domingo, junto con Pablo Iglesias, pues nos emocionó y nos dio una muy grata impresión por su compromiso con los más necesitados y lo sincera que es al hablar, ya que dice las cosas claras y con mucho sentido. Qué gran alcaldesa y persona tiene Barcelona con Ada Colau. Comparto lo que dijo una espontánea del público en mitad del mitin: "¡Ada, te queremos!". Y el final del mitin estaba reservado para nuestro querido Pablo Iglesias, nuestro presidente amigo cuyo deseo es que lo veamos como un empleado que será presidente cuando muchísimos españoles lo votemos el 20-D para que ejerza su función en el Gobierno de España. Estuvo genial, como en él es habitual, nos recordó toda la corrupción y malas obras del gobierno de Mariano Rajoy, nos pidió que fuésemos a votar con una sonrisa, porque la vida de la gente que peor lo ha pasado estos años será más prometedora y bonita si todos votamos al partido que más defiende la igualdad social, que no es otro que Podemos, el único de hecho que garantiza un salario mínimo digno, renta mínima de 600 euros, así como unas pensiones bajas más razonables. Y ha vuelto a expresarse de una manera admirable, no sólo por sus cualidades para la retórica, sino porque se nota claramente que lo que dice lo siente y quiere cumplirlo de verdad, y eso es lo que le hace ser un político especial y que se distingue de los demás que prometen pero no cumplen, mientras que el líder de Podemos nos da garantías, y si no cumple incluso pone su trabajo a disposición de los ciudadanos. Un hombre con muy buenas ideas e intenciones a quien le toca darle la vuelta a esta situación comprometida en la que nos ha dejado la vieja política, y que demostrará su valía y su capacidad para gobernar el país cuando sea nuestro nuevo presidente.
Este histórico 13-D todos hicimos la ola morada y asistimos en masa a la Caja Mágica demostrando que sentimos los colores de nuestro partido y apreciamos a nuestro presidente y a sus compañeros. Dentro de 7 días, votaremos con una sonrisa y se culminará la remontada a lo grande, venciendo en las elecciones generales del 20-D, pues muchos españoles tenemos algo en común: queremos cambio en la política y un nuevo presidente, y ese sitio está reservado para quien más se lo ha trabajado y se lo ha ganado por méritos propios, el único que quiere cambiar y mejorar la situación de nuestro país: Pablo Iglesias, un presidente para todos que prefiere ir vestido humildemente y salvar de la pobreza a las familias españolas que lo que han hecho los políticos actuales hasta ahora, llevar trajes y chaquetas muy caros mientras muchos españoles no tenían ni tienen para llegar a fin de mes. Un presidente ejemplar del que sentirse orgulloso y que nos dará muchas alegrías los próximos años.
Sonriamos, que luego vendrá la felicidad.
submitted by TCasas to podemos [link] [comments]


2015.05.30 19:59 stormynoon Muy buen artículo: "Las elecciones del 24M: victoria simbólica, atolladero real"

Fuente: http://www.cuartopoder.es/tribuna/2015/05/30/las-elecciones-del-24m-victoria-simbolica-atolladero-real/7187
Santiago Alba Rico *
Santiago Alba RicoEmpezaré por el final, aludiendo a una cuestión personal: tras las elecciones del 24 de mayo decenas -centenares- de amigos y conocidos han entrado en las instituciones como diputados autonómicos o concejales. Es gente que hasta ahora trabajaba y se movía en -digamos- la cara oculta de la luna y que jamás había soñado con semejante mutación. Activistas de distinto pulso político, unos muy jóvenes, otros más mayores, nunca soñaron con las instituciones por pura economía imaginativa: uno sueña con cosas difíciles, pero no imposibles, y España parecía cerrada con siete candados a los valores y propuestas que ellos defendían y encarnaban. Pero además, si no se permitían soñar en esta dirección era asimismo porque muchos de ellos mantenían relaciones tensas y suspicaces con las instituciones mismas, irreconciliables con sus estrategias y sus principios. Que un tipo como yo tenga de pronto decenas de amigos diputados y concejales da toda la medida de la envergadura de este doble cambio que, desde el 15M, ha volteado el país y transformado a la izquierda. Un año después de la irrupción de Podemos, España es un territorio mental diferente al que las elecciones municipales y autonómicas han dado hoy un poco de carnadura política y material. Las rupturas simbólicas preceden muchas veces y son las condición de rupturas reales sólo latentes; sería una ingenuidad exagerar la dimensión real del cambio introducido el 24M o ignorar las dificultades que comienzan ahora, pero esa gigantesca ruptura simbólica -que tiene que ver también con el hecho de que, de pronto, la imaginación deja de apretarse el cinturón, se atreve a soñar cosas inesperadamente posibles y a reclamarlas con su cuerpo y con su voto-, esa gigantesca ruptura simbólica, digo, puede servir, a poco que se hagan bien las cosas, para rodar cuesta arriba, como una veloz bola de nieve ascendente, hacia las elecciones generales de noviembre.
Se han escrito en estos días numerosos balances de los resultados electorales, subrayando la importancia de esta ruptura simbólica y recordando también, en todo caso, los límites que sigue imponiendo lo que yo llamo el voto prevaricador: aunque el bipartidismo ha perdido 3,3 millones de sufragios, 12 millones de españoles, el 50% del electorado efectivo, sigue apoyando al PP o al PSOE y ello no obstante la pública inmoralidad de estos partidos. Hay que disfrutar de la felicidad liberadora de los resultados y, al mismo tiempo, no olvidar la realidad antropológica de nuestro país. Pero ni la felicidad es suficiente para afrontar con éxito las próximas citas electorales ni la realidad antropológica debería ser suficiente para impedir el cambio. El verdadero desafío para Podemos y las otras fuerzas de izquierdas concierne a su propia capacidad para gestionar, en el frente externo y en el interno, la nueva realidad post-electoral. Era fácil tener razón sin tener poder; era cómodo no poder medir ni aciertos ni equivocaciones porque, en cualquier caso, ni los aciertos ni las equivocaciones introducían ningún efecto real. Desde mayo de 2014 y, aún más desde la semana pasada, con la esperanza han aumentado también los peligros. Ninguna angustia puede compararse a la de tener suficiente poder como para poder equivocarse; en un contexto en el que lo más fácil será cometer errores, Podemos y las fuerzas afines tendrán que asumir, en todo caso, la responsabilidad política y las consecuencias felices o catastróficas de esta inédita libertad para meter la pata.
En el frente exterior, buena parte de las posibilidades de cara a las generales se van a jugar en el terreno de la política institucional. De entrada, en la concreción de los pactos que permitirán desalojar al PP de gobiernos autonómicos y municipales. Es tan contradictorio como inevitable llegar a acuerdos con el PSOE, uno de los partidos del régimen (el partido del régimen, como recuerda Manolo Monereo), que por su parte tratará de utilizar esos acuerdos para evitar su muerte y, por lo tanto, la del propio régimen. Esa guarrada es lo que llamamos “política” y con razón a mucha gente no le gusta. Como en todo caso hay que aceptar la correlación de fuerzas para intentar cambiarla, conviene recordar que aquí la contradicción no se da entre la realidad y los principios sino que es la realidad la que impone una colisión dentro de los principios mismos. Por principio hay que echar al PP y por el mismo principio hay que rechazar todo pacto con el PSOE. ¿La solución? La más fea, la más “política”: la casuística. Es más que evidente que en los municipios y las comunidades buena parte de los votantes han apoyado a Podemos o a las candidaturas populares porque no soportaban la idea de seguir siendo gobernados por el PP, pero no es menos evidente que esos mismos votantes no aceptarían un pacto general con el PSOE -suicidio obviamente descartado- ni un mercadeo entre municipios y comunidades ni una renuncia al programa. IU ha muerto precisamente en esas tumbas. La casuística exige tratar cada caso de una manera diferente a partir de un solo principio (el del programa ético y político) y garantizar la transparencia de las negociaciones como supremacía democrática en las estrecheces de la realidad negociadora.
De la transparencia y contenido de estos pactos dependerá la victoria sobre el régimen, golpeado y tambaleante pero no mortalmente herido. También de la gestión concreta de gobierno allí donde las candidaturas populares asumirán con toda probabilidad la administración de algunos municipios importantes. Barcelona y Madrid, centro del seísmo simbólico, motor material e imaginario del cambio, deben estar a la altura de su papel. Será muy difícil. Es verdad que sólo quedan cinco meses para noviembre, pero este año hemos aprendido que en un solo mes se pueden vivir varias eras geológicas y la membranosa constelación mafiosa de intereses empresariales y políticos que atenazan nuestras ciudades -mediante contratos, deudas adquiridas y presiones financieras y mediáticas- va a movilizar todos sus recursos para desacreditar las políticas de los equipos de Manuela Carmena y de Ada Colau. Sería muy ingenuo creer que gobernar Madrid y Barcelona en estas circunstancias, islas mestizas en el corazón del régimen, es una bicoca o una ventaja. Si una combinación de realismo, contundencia, serenidad, movilización y compromiso no logra resistir las presiones y mantener la adhesión popular de los que han votado por primera vez en muchos años, Barcelona y Madrid, que pueden ser el principio del principio, pueden convertirse, al contrario, en el principio del fin.
Pero aún más fácil es meter la pata en el frente interno. ¿Qué debe hacer Podemos de cara a las generales? ¿Qué conclusiones sacar tras el éxito de algunas de las candidaturas de unidad popular el pasado 24M? No tengo una respuesta clara, pero confieso que me preocupan las que pretenden serlo. En la izquierda tenemos la tendencia a medir toda la realidad a partir de una verdad parcial; somos “idealistas” en el sentido más filosófico del término; y a veces incluso a ese “idealismo” lo llamamos “materialismo”. Llevamos tantas décadas fuera de la realidad que, cuando de pronto tocamos una tecla que conecta con ella, creemos haber hallado un procedimiento mecánico de aplicación universal. Hace un año y medio un grupo plural de activistas e intelectuales que habían aprendido mucho en América Latina y en el 15M tocaron la tecla, mitad por perspicacia analítica mitad por casualidad. Funcionó. Se abrió una grieta a través de la cual la realidad en aluvión fertilizó a la izquierda y la izquierda, a su vez, salió de su larva elitista. A esa tecla se la llamó Podemos. Hoy se podrá reprochar a Podemos que, en este tiempo histórico acelerado y cambiante, haya creído por una inercia supersticiosa que se podía apretar una y otra vez con el mismo resultado la misma tecla (la de un populismo más mediático que laclauliano vivido finalmente como “cálculo”), pero conviene ser prudente a la hora de sacar conclusiones precipitadas sobre los resultados electorales.
Es indudable que algunas de las candidaturas populares señalan la necesidad de una convergencia que, desde fuera, sume un nuevo impulso al que activó Podemos en 2014. Lo que a mis ojos resulta inquietante es que algunos crean que -ahora sí- la izquierda ha encontrado la verdadera tecla que nos va a permitir superar Podemos (¡en un año y como si fuera el obstáculo!) y derrocar al régimen del 78. Esta tecla imaginaria es mucho más simplona e “idealista” que la que se reprocha, a veces con razón y otras sin ella, a la dirección podemita. España es un país fragmentado ideológica, geográfica y demográficamente. Sólo un ejercicio irresponsable de ilusionismo político puede llevar a extrapolar los resultados de los grandes a los pequeños municipios, de las elecciones municipales a las autonómicas, de una región a otra, de una clase social a otra; y sólo ignorando estas diferencias, y otras más directamente políticas (el liderazgo concreto de las candidaturas y el perfil concreto de la oposición local) se puede llegar a la conclusión de que bastaba poner de acuerdo de manera muy horizontal a unos cuantos izquierdistas y activistas en cualquier lugar de España (acuerdo para el que Podemos habría sido un obstáculo) para vencer en las elecciones. Es una versión interesada y mitológica. Esa fórmula ha servido en algunos territorios y en otros no y ello en razón de variables numerosas y complejas; y es difícil pasar por alto que, allí donde ha servido, se ha debido sin duda al apoyo de Podemos o de su “espíritu”, catalizador del voto mayoritario, menos politizado y menos activista. Hay que recordar, en todo caso, que en conjunto no se ha votado más a las candidaturas populares que a Podemos sino menos y que en Madrid, por ejemplo, no había ninguna diferencia de composición plural y “popular” entre las listas del Ayuntamiento y las del Parlamento autonómico ni tampoco en el vigor, transparencia y contenido de la campaña. La tecla que aquí se activó -y marcó la diferencia- fue curiosamente la de un liderazgo transversal muy laclauliano, el de Manuela Carmena, y no la de la unidad asamblearia de la izquierda movimentista y de la vieja izquierda, unidad que conviene defender pero que no puede atribuirse, o no solo, el éxito electoral.
No hemos encontrado la tecla porque no hay una sola tecla sino muchas y hay que tocarlas todas, cada una a su debido tiempo, como en un inmenso órgano de catedral. Podemos, lo escribí hace meses, es uno de los nombres de ese país desconocido que descubrió el 15M. Hay otros y habrá que formar con ellos una frase coordinada y convincente. Pero no debemos olvidar ninguna de las dos lecciones del 24M. La primera es que la convergencia de todas las izquierdas, las derrotadas y las emergentes, es inaplazable e indispensable. Sin ella no habrá un nuevo impulso cuesta arriba. La segunda es que esa convergencia es inútil, y hasta contraproducente, sino converge con la gente, compuesta en su mayor parte de no-activistas cabreados o desencantados, empobrecidos y desesperanzados, cuya tentación oscila entre el PSOE y la abstención. Para esta doble tarea hace falta estar ya allí donde esa convergencia, por primera vez en décadas, es posible y además útil; ese es el sitio donde nos ha puesto Podemos. El debate está abierto y no tengo una respuesta clara ni desde luego una fórmula única, pero no deberíamos extrapolar modelos mecánicos de unos territorios a otros y mucho menos de unas elecciones municipales a unas generales, donde cualquier convergencia de izquierdas necesitará una estructura flexible y una iniciativa de alcance estatal en la que pueda converger también, o sobre todo, la gente normalmente juiciosa y normalmente cansada. Podemos ha hecho toda clase de méritos para jugar ahí un papel protagonista, al menos de momento, y debe jugarlo entre Scila y Caribdis; es decir, entre la disputa del “centro” y el repliegue identitario, un ancho espacio intermedio en el que hay que elaborar discursos y propuestas inasimilables para las fuerzas del régimen y declinables para todos los otros nombres del 15M.
Acabo volviendo al principio. La noche del 24M me sentí, de pronto y contra toda lógica, abatido y casi desesperado, hasta el punto de que un familiar me preguntó extrañado: ¿te pasa algo? Es que -respondí- decenas y hasta centenares de amigos y conocidos míos son a partir de hoy diputados o concejales. ¿Seguirán siendo amigos míos ahora que son diputados y concejales? Que estos amigos que nunca soñaron con entrar en las instituciones ocupen ahora cargos públicos da toda la medida de lo que ha cambiado felizmente nuestro país y nuestra izquierda; e incuba la esperanza de que estos dos cambios traigan otros aún mayores. Pero que la política la hayan hecho hasta ahora nuestros antagonistas, que el ritmo, el espacio, las aristas, las haya diseñado el régimen que combatimos, que el medio institucional nos reciba ya configurado de la peor manera, no es asunto baladí. La frontera entre el “realismo” y la rendición es bien flaca y lo que marca la diferencia es menos la tentación, la corrupción o el compadreo que el cansancio, la tensión en espacios cerrados y mal iluminados, la falta de lecturas, la huida del pensamiento, la ausencia de lugares y ocasiones donde estemos obligados a cuidar a los demás. Es por ese camino por el que se impone la profesionalización de la política con todas sus derivas éticas destructivas. Hay que ser mucho más disciplinado y fuerte para conservar las amistades que para conservar la integridad moral; y me parece, aún más, que lo primero es condición de lo segundo. La política es la ciencia de las negociaciones y las tensiones, es verdad, pero es antes que eso -porque es su objetivo- la delicada artesanía de las atenciones y los cuidados. Nos conviene mucho que haya Manuelas y Adas de cualquier sexo en las mesas de negociación; y nos conviene mucho que mis amigos diputados y concejales conserven mi amistad, no para evitarme un sufrimiento seguro, sino porque de esa manera habrá más posibilidades de que ellos cambien las instituciones y menos de que las instituciones los cambien a ellos.
(*) Santiago Alba Rico es filósofo y columnista.
submitted by stormynoon to podemos [link] [comments]


2014.09.04 21:59 10parrales Comentarios al pre-borrador de Ponencia Política de PODEMOS (2ª parte)

Se puede leer la 1ª parte aquí: http://redd.it/2fg189
¿Quiénes son “los sectores dominantes”?
El documento, para referirse a nuestros enemigos los denomina “los de arriba” o “los sectores o élites dominantes”. Pero creo que debemos ser más explícitos ¿Quiénes son “los de arriba” y “los sectores dominantes”? ¿Qué aspecto tienen? ¿Qué los hace estar “arriba” y ser “dominantes”?
Creo que debemos identificar a “los de arriba” como a la clase social dominante, que son los propietarios de las principales palancas y sectores estratégicos de la economía que dominan al conjunto de la sociedad: la gran industria, la banca, las grandes redes de transporte y de telecomunicaciones, los grandes centros comerciales, y los latifundios. Son los grandes empresarios o burgueses, en la terminología marxista. Los “políticos” de la derecha y de la socialdemocracia (PSOE) no son más que agentes a sueldo de aquéllos, y tienen en su bolsillo a los principales medios de comunicación (El País, La Razón, El Mundo, La Sexta, etc. y sus periodistas “estrella”). Y el aparato del Estado (fuerzas policiales, judiciales, altos funcionarios y diplomáticos, Monarquía) está destinado a salvaguardar los intereses de la clase dominante. No por casualidad, los jueces y los altos jefes militares y policiales se reclutan, casi sin excepción, de la clase dominante.
Si estamos de acuerdo con que éstos son “los de arriba” y “los sectores o élites dominantes”, creemos que sería más fácil para su identificación general llamarlos, además, por su verdadero nombre. Y coincidiría con la experiencia práctica que tienen millones de trabajadores y sectores amplios de las capas medias empobrecidas, sobre quiénes son sus enemigos y los responsables de quienes les hacen sufrir y padecer.
La “ruptura” del Pacto Constitucional de 1978
Hay otro aspecto que me parece importante señalar. En un par de ocasiones se hace referencia a que el problema de la crisis de régimen en el Estado español se debe a que “los sectores dominantes” rompieron el pacto constitucional de 1978, dejando de cumplir los “aspectos progresistas” de la Constitución de 1978. Así, se dice:
“Todo esto ha sucedido mientras los sectores dominantes desplegaban una amplia y profunda ofensiva sobre el pacto social y político de 1978. Esta ofensiva deconstituyente busca dejar sin sentido o sin vigencia las partes más progresistas del acuerdo constitucional, marchar sobre los contrapesos populares o democráticos en los equilibrios del Estado y abrir una redistribución regresiva del poder y la renta, aún más en favor de la minoría dominante. Seguramente la disyuntiva política estratégica hoy está entre restauración oligárquica o apertura democrático-plebeya, posiblemente en un sentido constituyente.”
Esto lleva a plantear la polémica, en la que el documento no entra, de qué fue el Pacto Constitucional de 1978 y de si estuvo justificado o no firmarlo. En realidad, la Constitución de 1978 fue la culminación de la transacción que acordaron los dirigentes oficiales de la izquierda y del movimiento obrero en aquel entonces (PCE y PSOE, CCOO y UGT) con los sucesores del franquismo. De lo que se trataba era de conseguir algunas reformas democráticas del viejo régimen franquista – que realmente ya habían sido conquistadas en la práctica por la clase trabajadora y la juventud con su lucha heroica en la calle, en las fábricas y en las cárceles – a cambio de frenar y abortar la lucha revolucionaria de los trabajadores y sectores populares explotados contra el franquismo, que llegó a su punto culminante en los años 76-77. Por esa razón, el resultado de la “Transición”, fue un reflujo político y una sensación de derrota y traición en las capas más militantes de la clase obrera, de la juventud y de la clase media, que duró años y años.
Por otro lado, cuando se habla de la ofensiva de estos años de la clase dominante contra la clase trabajadora y demás sectores populares explotados y desfavorecidos, hay que situarlo en el contexto de que atravesamos la mayor crisis de la economía capitalista de la historia, en Europa y en el Estado español. El gran capital español necesita desmantelar las viejas conquistas sociales que considera imposibles de costear para competir en mejores condiciones frente al capital extranjero, y trata de amputar algunos derechos democráticos de la población para tratar de frenar la protesta social subsiguiente. La crisis del régimen de 1978 no se produce, entonces, por el supuesto incumplimiento de un pacto social expresado en la Constitución de 1978, sino por la imposibilidad material del sistema capitalista español de mantener las conquistas sociales alcanzadas en el contexto actual de crisis capitalista insoluble. Por esa razón, es imposible encontrar una salida “democrático-plebeya en un sentido constituyente” a la crisis social y económica sin superar el sistema económico capitalista, como explicamos al principio.
No hay sitio para el pesimismo
Cualquiera puede ver que las perspectivas que se le abren a PODEMOS son muy favorables. El pánico y miedo de la clase dominante es patente, como lo demuestra la cantidad de insultos y calumnias que deben soportar diariamente PODEMOS y sus principales referentes en los medios de comunicación de la oligarquía.
Sin embargo, casi al final, el documento deja deslizar un análisis teñido de cierto pesimismo o conservadurismo que no comparto. Aunque la cita es un poco larga, merece la pena reproducirla:
“Por tanto, los análisis excesivamente optimistas con respecto a la crisis orgánica del régimen de 1978 deben ser compensados al menos con dos aseveraciones: 1) Esta crisis se produce en el marco de un Estado del Norte, integrado en la Unión Europea y la OTAN, que no ha visto mermada su capacidad de ordenar el territorio y monopolizar la violencia; de ordenar los comportamientos y producir certeza y hábitos; que no vive importantes fisuras en sus aparatos y que no parece que vaya a sucumbir por acometidas de movilización social más o menos disruptiva. Esto imposibilita tanto las hipótesis insurreccionales como las de construcción de contrapoderes “por fuera” de la estatalidad. 2) La crisis política puede tener mucha menor duración que la económica: no tenemos todo el tiempo del mundo. Una buena parte de la contestación social hoy existente deriva de una “crisis de expectativas” que ya no se repetirá para las siguientes generaciones, sobre las que hace mella el efecto domesticador del miedo y el empobrecimiento, con una exclusión social que ya amenaza a un tercio de la población y que podría estabilizarse en esos umbrales. Al mismo tiempo, el exilio y la destrucción de los nichos sociales y profesionales de los que se nutre la contestación (tercer sector y ONGs, universidad, funcionariado, sindicalismo,etc.) es un torpedo contra la línea de flotación material de la militancia de la izquierda. Tras una serie de ajustes que sean además vividos como una victoria política de alto contenido simbólico sobre las clases subalternas, la oligarquía puede estabilizar un país ya disciplinado que asuma como normal el empobrecimiento y exclusión de amplias capas sociales y determinados estrechamientos en las posibilidades democráticas. Los ejemplos estadounidense e inglés tras Margaret Thatcher nos tienen que servir de alerta: el neoliberalismo destruye pero, sobre la derrota de las clases populares, también construye nuevos órdenes y acuerdos. Si la crisis económica parece que tendrá un largo recorrido, la ventana de oportunidad abierta puede cerrarse mucho antes si se consuma la ofensiva oligárquica con un cierto reposicionamiento subordinado de un PSOE algo oxigenado y si las élites proceden a una restauración por arriba que asuma la parte más inofensiva de las demandas ciudadanas que hoy no tienen cabida en el orden de 1978 y el rol semicolonial en la Unión Europea”.
Todo el protagonismo del cambio social que hemos visto en el Estado español en estos años ha sido fruto exclusivo de la movilización social en la calle y, ahora, en las urnas. La perspectiva de cualquier proceso de cambio social tendría perspectivas muy sombrías si, indefectiblemente, estuviera condenado a ser aplastado o contenido por la represión del Estado.
La realidad es que, tanto en el Estado español, como en los demás países de Europa y más allá, el principal instrumento que tienen las clases dominantes para contener las ansias de transformación social de “los de abajo” no son la policía ni el ejército, sino los dirigentes de la socialdemocracia y de los sindicatos. Si estos últimos mostraran la misma energía, dinamismo y voluntad de lucha que han demostrado los trabajadores, los jóvenes, los desempleados y jubilados, las clases medias empobrecidas, etc. – la amplia mayoría de la sociedad – el sistema y quienes lo apoyan quedarían completamente aislados y flotando en el aire.
Toda la experiencia histórica ha demostrado suficientemente que ante una revolución social profunda, el aparato del Estado es impotente y tiende a desmoronarse, arrastrando a sus escalafones más bajos al lado del pueblo. Más aún en Europa, donde la enorme solidaridad y simpatía que existe entre los pueblos y clases trabajadoras de España, Portugal, Italia, Grecia, Francia, y sí, Alemania también, no sólo haría imposible la intervención militar extranjera en cualquiera de estos países, sino que bastaría un solo proceso revolucionario exitoso en un país para que se trasladara inmediatamente a los países vecinos, como un reguero de pólvora. Tal es la poderosa correlación de fuerzas que existe para una verdadera revolución social en nuestra época.
Por otro lado, deberíamos insistir en que en estos años hemos visto las movilizaciones de masas más importantes de la historia reciente del Estado español y en varios países de Europa, como Grecia o Portugal. Si no ha sido posible revertir los ataques y planes de austeridad hasta ahora no ha sido por falta de conciencia ni de luchas, sino por el obstáculo que han ejercido las viejas direcciones del movimiento obrero y de la izquierda integrada al régimen, que han aceptado como inevitables la preeminencia de los intereses de los grandes empresarios y banqueros, y de los ricos, dejando a los trabajadores y demás sectores populares sin dirección ni alternativas. Y, pese a todo, un estallido social está presente en la situación de todos los países del sur de Europa. Y la emergencia de PODEMOS, de Syriza, etc. muestra que el pueblo está buscando una salida política al viejo régimen.
Tampoco coincido en que haya una perspectiva, a corto o medio plazo, de estabilización social o política. La crisis es demasiado profunda, en el Estado español y a nivel internacional. Los trabajadores y sus familias nos veremos obligados a luchar para mantener nuestras condiciones de vida. La crisis de sobreproducción de mercancías sigue presente, las inversiones siguen deprimidas, el mercado no crece, los ingresos de las familias siguen reduciéndose o están estancados, las deudas públicas – y por tanto los ajustes del gasto público – siguen creciendo. En este contexto, es imposible esperar un crecimiento significativo de la economía española e internacional, salvo períodos de crecimiento raquíticos como el actual al que seguirán nuevas y profundas crisis.
En esta situación, puede haber períodos de apatía temporal por falta de alternativas, pero serán seguidos de estallidos y convulsiones. La única manera en que el bipartidismo podría conseguir una recuperación sostenible sería con el desarrollo de un auge económico de cierta importancia, pero eso está descartado por las razones señaladas antes.
La perspectiva no es, por tanto, de un reforzamiento del PSOE ni del PP, sino de un giro a la izquierda y de una mayor radicalización de la sociedad, como estamos viendo. El mayor desafío es ofrecer una perspectiva optimista y de gobierno a favor de la mayoría que sufre y padece la crisis. Por eso, el eje de la acción política de PODEMOS debería ser avanzar firmemente a políticas de frente único con sectores políticos afines a su base social (como las plataformas municipales Ganemos/Guanyem, Izquierda Unida, movimientos sociales, etc.) y avanzar un programa de demandas que dé soluciones efectivas, poniendo la economía al servicio y bajo el control del pueblo trabajador.
(continuará 3ª parte)
Paraleer la 1ª parte: http://redd.it/2fg189
submitted by 10parrales to podemos [link] [comments]


Sitios de citas ¿a quién puedo encontrar? Sitio De Citas Para Hombres En México...Las Chicas Mas ... 10 Mejores Sitios de Puerto Rico Conocer amigos en Costa Rica - Citas por internet GRATIS ... TENEMOS UNA CITA CON UN HOMBRE RICO Los Sims 4 MOD REVIEW Scapadas Amorosas- Sitios de citas para casados y casadas Amoung Us no es un sitio de citas!!!! - YouTube

El Sitio De Citas Mas Ricos - lord prestamos financieros

  1. Sitios de citas ¿a quién puedo encontrar?
  2. Sitio De Citas Para Hombres En México...Las Chicas Mas ...
  3. 10 Mejores Sitios de Puerto Rico
  4. Conocer amigos en Costa Rica - Citas por internet GRATIS ...
  5. TENEMOS UNA CITA CON UN HOMBRE RICO Los Sims 4 MOD REVIEW
  6. Scapadas Amorosas- Sitios de citas para casados y casadas
  7. Amoung Us no es un sitio de citas!!!! - YouTube

¡Hola mijos! Dos hermanos universitarios pagan sus facturas teniendo citas con sims más mayores, este mod permite ganar montones de simoleones a vuestros sims por tener citas con sims ricos!!! Como todo lugar de encuentro, las intenciones de la búsqueda varían. A la coincidencia de los perfiles deben sumarse los objetivos de conocer a distintas personas; diversión, compromiso ... 'Sitio de citas en linea para mujeres casadas y hombres casados en busca de relaciones ocasionales discretas. En Scapadas Amorosas se reunen las mujeres y lo... No es con fines de molestar a alguien pero Amoung Us no es un sitio de citassssss!!!! Encuentra el amor en linea, perfiles fotos y videos virales, gente de todo el mundo en la nueva red social. HAZ CLIC AQUI!!! https://amorenlineasolteros.club/ http://destinados.net es un sitio de citas en línea en Costa Rica. Es una buena opción para quedar con gente nueva también fuera del mundo real, ya que lo qu... La isla de Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos que atrae a viajeros de todo el mundo con sus playas dignas de tarjeta postal, exuberantes selvas tropicales, pueblos coloniales y ...